'Una sociedad que ha abolido la aventura convierte la abolición de esta sociedad en la única aventura posible'

domingo, 1 de abril de 2012

Excursus

'[...] Pero ser mediocre es un derecho que se acompaña de servidumbres. Un día, es el hígado lo que revienta, otro es la cabeza, tomamos un comprimido, después dos, está esa pequeña neuralgia, esos trastornos aquí y allá, todas esas disfunciones ínfimas que no sabemos de dónde vienen. El médico, además, tampoco lo comprende: somatizamos, dice. Tenemos el mal del mundo: insensiblemente, la vida se ha vuelto tóxica. Llegados aquí, si todavía tenemos fuerza de no querer morir, hemos de admitir que nos hemos equivocado. No habría que haberse resignado, aceptarlo todo y creer tantas pamplinas, incluso aunque lo necesitáramos. Habría que haberse opuesto, negarse a esto, a aquello... pero la cadena de causalidades es entonces demasiado larga para remontarla y, por añadidura, no coincide con las posiciones políticas que hemos podido tomar. Ahora bien, el "paso al noroeste" no está oculto en otra parte: llegar a concebir que lo que es verdaderamente político es la manera en que vivimos, la dosis de verdad que nuestra existencia puede soportar y, por tanto, irradiar. [...] Ningún saber del presente o del pasado puede ya ayudarnos: lo que hace falta es un saber de lo posible que de nuevo haga existir la historia.[...] La libertad por venir comienza a existir cuando nosotros existimos [...] Se trata de hacer irrupción en el curso vaciado del tiempo."

Tiqqun

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.